Comunicado a la opinión pública nacional e internacional ante el atentado contra la guardia indígena – kiwe thegnas, en el norte del Cauca

Las 126 autoridades tradicionales indígenas organizados en el Consejo Regional Indígena del Cauca, y la Guardia Indígena como defensores de la vida en todas sus manifestaciones, se permite informar a la opinión pública nacional e internacional, a todos los defensores y organizaciones de derechos humanos, a organizaciones indígenas del orden nacional, a los diferentes movimientos y sectores sociales y populares, y a los ciudadanos en general, que rechazamos enérgica y categóricamente el atentado realizado contra la guardia indígena ocurrido el día 25 de julio de 2019, en la vía que conduce del corregimiento del Palo hacia el Municipio de Toribio, en el sitio conocido como la Chivera, atentado realizado con armas de fuego y artefactos explosivos que deja heridos de gravedad a los Guardias Giovany Vitoncó, hombre de protección del coordinador de la Guardia Indígena del resguardo de Huellas; Fabián Camayo, coordinador de Guardia Indígena del resguardo de Las Delicias; Arcadio Tróchez, guardia del resguardo de Huellas, y Jorge Ulcué, Guardia del resguardo de La Concepción quienes en este momento están siendo atendidos en el hospital del municipio de Caloto.


Esto hechos ocurren mientras la Guardia se encontraba en el desarrollo de un operativo de recuperación de un vehículo hurtado presuntamente por disidencias de las FARC que operan en la zona. Según testigos, cinco Guardias Kiwe Thegnas estaban trasladando el vehículo ya recuperado, cuando fueron sorprendidos por las ráfagas y las explosiones.

Ante ello seguimos levantando la voz de rechazo contra los grupos armados que pretenden asentarse en los territorios indígenas, y más aún cuando buscan generar control territorial en espacios que milenariamente han pertenecido a las comunidades indígenas y que hoy vemos que quieren apabullar a la comunidad sin impórtales la, etnia, orientación sexual, opinión política u origen social, por ello nos duele lo que sucede a quienes defienden a territorio.

Condenamos enérgicamente estos hechos de muerte en nuestros territorios. Este es un acto de absoluta barbarie contra los guardianes del territorio que pudo terminar en una masacre, tan solo un día antes de la gran movilización nacional contra el asesinato de nuestros líderes y lideresas sociales. Intentan acallar nuestras voces y destruir nuestros territorios, pero seguimos caminando en la protección y defensa de la vida.

Finalmente, lamentamos profundamente que con la llegada del actual Gobierno se haya exacerbado la violencia y que después de la firma de los acuerdos de paz por primera vez en los últimos años las tendencias de atentados contra líderes sociales y defensores del territorio en el país esté en aumento lo que incluye la muerte de más 700 defensores de derechos humanos y líderes sociales. Reiteramos al Gobierno Nacional su obligación de defender la vida, integridad y seguridad de todos los colombianos.

Por ello, hacemos un llamado urgente a la defensoría del pueblo, Comisión de derechos Humanos del Congreso, a la ONU, OEA y demás organizaciones defensoras de derechos humanos a mantener y seguir brindando su apoyo a los procesos comunitarios de cuidado y defensa de la vida ante estos hechos que buscan profundizar las dinámicas del conflicto que solo buscan generar miedo y zozobra en la comunidad que en ultimas solo benefician a los intereses globales de explotación sobre nuestros territorios.

Cuenten con nosotros siempre para la paz, nunca para la guerra.

Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC