Sigue la persecución y criminalización al movimiento indígena, social y popular en Colombia.

Jueves 17 de septiembre de 2015, por Milton Heber Pardo

Mientras se adelantan los diálogos de PAZ en La Habana y se avizora una posible mesa de negociación entre el Gobierno y la guerrilla del ELN, se continúa persiguiendo y criminalizando al movimiento social y popular en Colombia, una vez más se ataca al movimiento indígena nacional, esta vez a través de nuestro líder Feliciano Valencia.

Hechos: }}}

Ayer en horas de la tarde, después de salir de sus clases como orientador en la Universidad Autónoma Indígena Intercultural- UAIIN en la vía que de Popayán conduce a Santander de Quilichao (Cauca), a la altura de Mandivá, fue retenido por parte del CTI de la Fiscalía el líder indígena Feliciano Valencia. La orden de captura se presenta por hechos ocurridos en el marco de la Minga Indígena y Popular del año 2008, donde se aplicó remedio al soldado indígena Jairo Danilo Chaparral Santiago por haberse infiltrado en las acciones de la minga de octubre de ese año haciendo inteligencia militar y portando elementos de uso privativo de las Fuerzas Militares en La María-Piendamó. Posteriormente, debido a su condición de Consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC, se lo acusó de secuestro simple agravado y lesiones personales, caso por el cual salió absuelto en primera instancia mediante fallo proferido el día 24 de Marzo de 2015 por el Tribunal Promiscuo Especializado de Popayán y que ahora el Tribunal Superior del Cauca revocó, generando orden de captura. Este caso es una violación al derecho constitucional a la Jurisdicción Especial Indígena (JEI) tipificando las acciones de (detención, investigación, juzgamiento y aplicación de remedio) como acciones delincuenciales. Es un contrasentido que la Constitución otorgue unas funciones a las autoridades indígenas y en el momento en que éstas son ejercidas sean consideradas como delitos.

Lo anterior no está aislado a varias situaciones que se han presentado recientemente y que es importante mencionar a modo de contextualización:

Durante tres emisiones en las fechas (26 de julio, 2 de agosto y 9 de agosto de 2015) el programa Séptimo Día de Caracol Televisión, realizó graves señalamientos sobre el movimiento indígena nacional, mostrando casos fuera de contexto y relacionando en éstos a algunos líderes, se señaló, entre otros, a Feliciano Valencia de tener vínculos con organizaciones armadas.
Desde el mes de diciembre de 2014 y en cumplimiento de los mandatos comunitarios, se viene realizando el ejercicio de liberación de la madre tierra en los municipios de Corinto y Caloto, esto ha generado la reacción de los terratenientes y la ultraderecha del departamento, y la indiferencia del gobierno nacional que más allá de la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD no ha realizado ninguna acción para darle solución a la problemática de la concentración de la tierra y la no distribución de la misma en la región. Feliciano Valencia ha participado en estas acciones y su figura de líder y personaje visible ha sido notorio ante la opinión pública nacional.
Se han venido realizando capturas a varios comuneros y comuneras que participan de la exigencia de derechos a través del ejercicio de liberación de la madre tierra y a otros miembros de la guardia indígena de la Cxhab Wala Kiwe-ACIN, sindicándolos de rebelión, invasión, entre otros, casos que el compañero Feliciano Valencia ha venido denunciando ante los medios de comunicación y acompañando de manera permanente.
En medio del actual proceso electoral en el país y en el departamento del Cauca, los indígenas venimos proponiendo al país un proyecto político alternativo a través del Movimiento Alternativo Indígena y Social-MAIS, que hace parte de la dinámica histórica organizativa de los procesos sociales. Feliciano Valencia ha venido acompañando candidatos en algunas zonas del departamento. Esta detención arbitraria se suma a los ataques constantes y sistemáticos que se vienen presentando a nuestras iniciativas de construcción de país.
Es importante mencionar que Feliciano Valencia participó recientemente en las jornadas de indignación realizadas en la primera semana de septiembre de este año donde se llevaron acciones de protesta ante el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en Bogotá, solicitando al gobierno nacional el cumplimiento de los acuerdos pactados en el marco de la Cumbre Agraria, Étnica y Popular nacida a partir de las movilizaciones de agosto del año 2013.
Así mismo en diferentes lugares del país y en nuestra región se han venido realizando consecutivamente capturas a diferentes personas pertenecientes al movimiento social y popular del país, miembros del Congreso de los Pueblos, la Marcha Patriótica, la Unión Patriótica, entre otros, sindicándolos de acusaciones similares a las que se han venido presentando a miembros de las comunidades indígenas. Lo anterior sumado a atentados, seguimientos e interceptaciones a personas cercanas a estos procesos, lo cual evidencia un recrudecimiento de la persecución a las organizaciones sociales del país.
Los anteriores no son hechos aislados, hacen parte de acciones sistemáticas que se vienen presentando en el país y que son preocupantes en el marco del proceso de terminación del conflicto armado que se adelanta actualmente en La Habana y que busca, entre otras cosas, brindar de garantías para el ejercicio de la oposición política en el país.

Exigimos la libertad inmediata de Feliciano Valencia y la garantía de un debido proceso, pues aún es confuso el procedimiento como se ha llevado a cabo su detención.

Exigimos garantías a la participación política, al ejercicio de la protesta social y la libertad de expresión en Colombia, y a detener todos los mecanismos que obstaculizan la defensa de los derechos humanos en el país. Así mismo exigimos la garantía del derecho a la Jurisdicción Especial Indígena que la Constitución Política de 1991 nos reconoció en los art. 246 y art. 330 como parte constitutiva del Estado Social de Derecho, Multiétnico y Pluricultural.

Hacemos un llamado a la solidaridad de las organizaciones indígenas, estudiantiles, campesinas, afrodescendientes, sociales y populares, al movimiento social colombiano, a las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos a nivel nacional e internacional y desde este momento nos declaramos desde hoy en Asamblea Permanente en el sitio de diálogo, concertación y negociación para la construcción de la PAZ-La María-Piendamó.

Nos seguiremos movilizando por la defensa del territorio, la autonomía y la justicia propia. Convocamos a los sectores sociales y democráticos del país a que se sumen a nuestra lucha por la liberación de la madre tierra y la de nuestros comuneros.

¡Libertad a nuestros compañeros presos por luchar!

Consejería Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN-Cxhab Wala Kiwe

La María Piendamó.

16 de septiembre de 2015.

Perfil de Feliciano Valencia Medina

Comunero del resguardo indígena de Muchique-los tigres donde fue Autoridad Tradicional como Gobernador durante tres periodos. Declarado Maestro de la Sabiduría por la UNESCO en el año 2005. Ha sido coordinador del Tejido Defensa de la Vida y de los derechos humanos y del Equipo de PAZ de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca. Consejero Mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca- CRIC durante el periodo 2007-2009. Vocero de la Minga Indígena Social y Comunitaria y del Congreso de los Pueblos. Atendiendo los mandatos comunitarios participa del ejercicio de liberación de la madre tierra realizado durante el año 2015.

Asociación de Cabildos Nasa Çxhãçxha
Carrera 3 6-23
Belalcázar, Páez, Cauca
Celular: (+57) 3214734102
Escríbanos

Nuestra presencia en redes sociales

  • Correo de Asociación de Cabildos Indígenas Nasa Çxhãçxha
  • Seguir la vida del sitio

Contamos con el apoyo de: