Informe 3

Situación actual de los diversos eventos de erupción volcánica en la región de Tierradentro, Páez, Cauca

Lunes 26 de octubre de 2009, por Asociación de Cabildos Indígenas Nasa Çxhãçxha

Desde el mes de agosto de 2009 se ha evidenciado una situación de emergencia sanitaria en los resguardos indígenas de Vitoncó, Huila, Tálaga, Lame y Chinas, debido a la contaminación de las diferentes fuentes de agua y principalmente las que abastecen a los acueductos, ocasionando a la fecha la muerte de 14 niños y síntomas de vomito, diarrea, fiebre y altos grados de deshidratación a aproximadamente 200 personas.

El Municipio de Páez, Cauca, se ubica en la zona nororiental del Departamento del Cauca, en las estribaciones
de la Cordillera Central, en límites con los Departamentos de Huila y Tolima. Posee una extensión aproximada
de 185.204,4 has. Su división político administrativa consta de la Cabecera Municipal Belalcázar,
Corregimientos Río Chiquito e Itaibe y quince (15) Resguardos Indígenas. Forma parte del área Territorial
conocida como Tierradentro. La población del Municipio es de 36.287 habitantes de los cuáles 5.517 se
encuentran en la cabecera municipal, la población del área rural es de 30.770 habitantes, de los cuáles 26.567
habitantes son población indígena y 4.203 habitantes corresponden a comunidad mestiza y afrocolombiana. El
Volcán Nevado de Huila acoge el Área Territorial del Resguardo Indígena de Huila, con una población de 1589
habitantes.

El pasado 19 de Febrero de 2007 ocurrió la primera erupción, la cual produjo una avalancha (flujo de lodos),
que perjudicó considerablemente a la Población Indígena ya que ocasionó pérdida de cultivos y afectó
drásticamente la producción piscícola y ganadera.

El Volcán Nevado del Huila continuó incrementando su nivel de activación provocando una segunda erupción el
18 de abril de 2007, ocasionando un deshielo en el glaciar del Volcán que trajo consigo un evento de flujo de
lodos o avalancha, la cual se deslizó por las Cuencas del Río Páez y Simbola, afectando esta vez en mayor
magnitud a la población, perdiendo cultivos, animales vacunos, ovinos, equinos y especies menores, en la
mayor parte de los casos los productos son para el autoconsumo y para el intercambio de alimentos y
materiales básicos, estos son base del sostenimiento que además de económico, es un conducto irrefutable de
la relación que establece el Nasa con la Naturaleza.

Posteriormente, el día 20 de Noviembre de 2008 a las 9:45 p.m. se presentó un evento eruptivo y se confirmó
la generación de un flujo de lodos que se encausó por el río Páez en el complejo volcánico del Volcán Nevado
del Huila, el cual generó grandes afectaciones en los quince (15) Resguardos Indígenas y en el centro poblado
del Municipio de Páez, entre las consecuencias de este nuevo evento eruptivo tuvimos doce muertes y varios
enfermos en la zona, además del colapso del sistema de comunicación, la interrupción total vial debido a la
destrucción de siete puentes vehiculares y trece puentes peatonales, con estas condiciones señaladas
anteriormente de la población indígena del Municipio de Páez, se hace evidente la gran afectación en la
integridad física, económica, cultural y productiva de nuestros pobladores.

Desde el mes de agosto de 2009 se ha evidenciado una situación de emergencia sanitaria en los resguardos
indígenas de Vitoncó, Huila, Tálaga, Lame y Chinas, debido a la contaminación de las diferentes fuentes de
agua y principalmente las que abastecen a los acueductos, ocasionando a la fecha la muerte de 14 niños y
síntomas de vomito, diarrea, fiebre y altos grados de deshidratación a aproximadamente 200 personas.

Ahora, desde el 16 de Octubre de 2009 se inició un proceso de emanación de gases y expulsión de cenizas, el
cual ha afectado gravemente la salud, provocando asfixia y problemas respiratorios en los pobladores de los
quince Resguardos indígenas especialmente en los niños, siendo la situación más grave la de los resguardos
indígenas de la zona norte por su cercanía al complejo volcánico, además se han visto afectados cultivos y
animales, perjudicando las iniciativas propias de alimentación y sostenimiento de estas familias, a esto se le
suma el deterioro considerable de las fuentes y sistemas de abastecimiento de agua potable.

Hasta el momento la atención ha sido mínima en los resguardos indígenas por el Sistema Nacional de Atención
y Prevención en Desastres, lo que origina deterioro en las condiciones básicas, principalmente en la salud de
los pobladores, situación cuestionable ante el riesgo en que se encuentran los comuneros de estos
Resguardos, a lo que se suma la incapacidad operativa y logística que ha sido evidente en la ESE Tierradentro
para prestar los servicios de salud a su cargo en condiciones de calidad, oportunidad y calidez a los habitantes
de la zona rural en condiciones de normalidad, situación que se hace agudizaría en un escenario de
emergencia.

El proceso de atención debe tender a restablecer las condiciones de vida de nuestra comunidad indígena y así,
continuar con su proceso de desarrollo endógeno ininterrumpido, sin embargo, como hemos insistido desde el
año 2007 es imperioso tomar medidas más contundentes y consecuentes con la gestión del riesgo y la
reducción de desastres, realizando las acciones necesarias frente al cambio de lugar de asentamiento o
ubicación en el territorio, fortalecimiento de la soberanía alimentaria, atención en salud, promoviendo iniciativas
económicas y generando las condiciones básicas para que nuestro pueblo perviva.

Solicitamos al Gobierno Nacional, a los entes competentes y a los diferentes actores que integran al Sistema
Nacional de Atención de Prevención de Desastres, que se incluya a las comunidades indígenas en cabeza de
sus autoridades dentro del sistema para poder accionar directamente en sus comunidades y adelantar las
acciones encaminadas en el marco del Plan de Prevención Territorial construido con la participación directa de
los quince Resguardos indígenas de Páez y la Asociación de Cabildos Nasa Çxhãçxha; además, que cumplan
con sus obligaciones frente a la toma de medidas o decisiones pertinentes para la reducción de desastres,
entre las cuales se encuentran la adquisición urgente de tierras para la población asentada en la zona de
influencia del complejo volcánico Nevado del Huila por amenaza de flujo de lodos y emisiones de gases y
cenizas, teniendo en cuenta la prioridad de los resguardos más próximos.

Además, en el momento se hace imperiosa la atención médica permanente en la zona, así como la dotación
necesaria de los implementos básicos para atender esta clase de emergencias, como filtros adecuados para
los sistemas de acueducto o abastecimiento de agua, recipientes para su almacenamiento y el suministro de
medicamentos, estos con el fin de disminuir los efectos del fenómeno de erupción volcánica sobre la población,
la infraestructura, los bienes y servicios.
También es importante adecuar los albergues temporales en sitios seguros y en condiciones dignas y articular
el sistema de alerta temporal temprana, fortaleciendo el sistema de alerta personal, el cuál en el momento se
encuentra limitada al manejo de las emergencias.

Nuevamente las comunidades indígenas del Municipio de Páez, reclama por la desatención en que se
encuentran por parte del Gobierno Nacional ante la nueva situación por emisión de cenizas del Volcán Nevado
del Huila. Ya que más de dos años después de la reactivación del Volcán que inició el 19 de febrero de 2007 la
emergencia no ha sido atendida de manera integral y las necesidades en los sitios de repliegue se quedan solo
en una propuesta gubernamental.

Los pueblos indígenas del Cauca seguimos en minga, lucha y pervivencia.

AUTORIDADES TRADICIONALES INDÍGENAS DE PAEZ
ASOCIACIÓN DE CABILDOS NASA ÇXHÂÇXHA

Asociación de Cabildos Nasa Çxhãçxha
Carrera 3 6-23
Belalcázar, Páez, Cauca
Celular: (+57) 3214734102
Escríbanos

Nuestra presencia en redes sociales

  • Correo de Asociación de Cabildos Indígenas Nasa Çxhãçxha
  • Seguir la vida del sitio

Contamos con el apoyo de: