Cuando las pájaras levantan vuelo

Cuando las pájaras levantan vuelo, algunas llegan más alto, tal vez porque tienen la fuerza de las ancestras, tal vez porque cargan menos peso de las malas costumbres, tal vez porque son más decididas en su andar.

Cuando llegan más alto, una bala patriarcal les apunta y… ¡fuego!. Porque el poder patriarcal, colonial, capitalista, no tolera que las pájaras muestren caminos y dibujen huellas en el aire que cuestionan su histórico dominio.Pero Bety Cariño, Berta Cáceres, Macarena Valdés, Marielle Franco, y tantas hermanas, siguen dibujando nuestro cielo… no el de “más allá”, sino el de “más acá”, el que nos abriga y nos encuentra. Hoy Cristina Bautist,a autoridad del pueblo Nasa en el Cauca, fue abatida por la bala. Ella hablaba claro, y tenía firmeza en la resolución de caminar junto a su pueblo en el control y defensa del territorio, para cuidar la paz y la autonomía de las comunidades y el pueblo.Cristina volaba alto. La bala asesina la buscó y la encontró. Pero Cristina no cayó. Comenzó a multiplicarse en nuestros corazones, y se hizo territorio, río, bosques, palabra que camina, mujeres que vuelan.En estos días en que los pueblos en el Abya Yala se levantan, desde Haití hasta el bosque austral del Wallmapu, Cristina junto a todas las hermanas abatidas en femicidios territoriales, gritan la palabra verdadera. Las estamos escuchando. En todas las regiones, las pájaras cuidan el rumbo de la indignación, de la rabia digna, y se rehacen en nuestros gritos de “Ya Basta”.Las políticas de muerte y las políticas de vida están librando una pulseada en cada rincón del continente y del mundo.

Atravesando los mares, en Ecuador y en Kurdistán, en Líbano y en Chile, los fachos machos frente a los pueblos, disparan a las mujeres con rostro de dignidad.No hay lugar para la indiferencia. No hay lugar para la tibieza. No hay lugar para los cálculos de costos y beneficios. No hay lugar para desmovilizarnos. No hay lugar para delegar el poder del pueblo en representaciones electoreras. Los pueblos estamos cara a cara enfrentando la guerra que nos declararon los Piñera, los Bolsonaro, los Erdogan, los Macribullrich, los Duque hijos de Uribe y sus secuaces.Pueblos nasa, mapuche, maya k´iché, qom, pueblos amazónicos. Frente al fuego de las armas, frente al fuego de los bosques ardiendo, frente al fuego de los femicidios territoriales, pueblos de pie enarbolan banderas y más de cinco siglos de coraje.Las balas no tienen fronteras. Disparan con poder transnacional. Frente a esto, nos levantamos con poder feminista, plebeyo, plurinacional. Desde abajo, donde las raíces no pueden ser arrancadas, y desde los cielos que surcamos con los ojos de nuestras hermanas siempre presentes, siempre libres, envueltas en mantas de dignidad.Cristina Bautista, te nombramos con amor, y nos comprometemos con vos, con tu pueblo, a no cansarnos, a no desistir del camino que señalaste. Paz. Autonomía. Autoridad territorial. Justicia. Libertad.


Claudia Karol 30 de octubre / 2019

Dejar un comentario