Las autoridades indígenas reportaron otro asesinato de un integrante de sus comunidades, esta vez en zona rural del municipio de Toribío, Cauca.

La víctima es Jaiber Alexander Quitumbo Ascué de 30 años de edad, quien fue asesinado con arma de fuego en su parcela localizada en la vereda Vichiquí, Resguardo de Toribío.

Hasta el momento se desconocen las motivaciones y los responsables de este nuevo asesinato.

El senador hizo un llamado al presidente Iván Duque, para que se adopten las medidas correspondientes para afrontar la ola de violencia.

«Los hechos se dieron cuando el comunero se encontraba en su zona de trabajo agrícola a 50 metros de su casa”, dijo el líder indígena y defensor de derechos humanos, Mauricio Capaz.

Agregó que habrían llegado hombres armados que le dispararon en múltiples ocasiones.

Las autoridades indígenas realizaron el procedimiento de levantamiento de cadáver para determinar más detalles de los hechos y responsables.

En esta zona hay preocupación por los homicidios en territorios indígenas, que, comparados con los registrados en enero del año 2019, representan un incremento de siete casos.

Con el asesinato de Jaiber Alexander, ya son cinco los indígenas asesinados en lo que va corrido del mes en el norte del departamento.

Según la ACIN, este fue su reporte:

Tejido Defensa de la Vida y los DDHH de ACIN Cxhab Wala Kiwe

Boletín de Derechos Humanos.

Reporte de hecho.

Nuevo asesinato de comunero indígena en Territorio del norte del Cauca.

Siendo las 8:40 am del día de hoy 14 de enero de 2020, se presentó el asesinato del comunero indígena JAIBER ALEXANDER QUITUMBO ASCUE de 30 años de edad, residente en la Vereda Vichiquí del resguardo de Toribío.

Los hechos se dieron cuando el comunero se encontraba en su zona de trabajo agrícola (parcela) a 50 metros de su casa, en donde habrían llegado hombres armados que le dispararon en múltiples ocasiones.

Autoridades indígenas realizan en este momento el procedimiento de levantamiento de cadáver para determinar más detalles de los hechos y responsables.

Preocupa el nivel de asesinatos en territorios indígenas del norte del Cauca que comparados con lo registrado en enero del año 2019, hay un incremento de 7 casos, lo que sin duda es un nivel de alarma para las comunidades. Estos hechos de desarmonía se dan en medio de anuncios y acciones de militarización del territorio.

Como organización rechazamos todo acto de muerte. Demandamos que el Estado colombiano adopte medidas adecuadas, eficaces y concertadas de protección y respeto territorial. Reiteramos el llamado a la comunidad nacional e internacional a estar atenta y denunciantes de esta situación territorial.

Tejido Defensa de la Vida y los DDHH de ACIN.
Enero 14 de 2020

Dejar un comentario

Powered by