Una de las últimas hablantes de kiliwa es recordada en el Centro Cultural Tijuana

Con el deceso de Hipólita Espinoza Higuera, sólo sobreviven en la región tres personas que hablan este idioma.

TIJUANA.- La desaparición de una lengua se asocia a la extinción de las civilizaciones, ante lo cual instituciones como el Centro Cultural Tijuana, se dan a la tarea de preservar la memoria de los pueblos originarios de Baja California para intentar evitar que estas comunidades sean olvidadas.

Hacia finales de abril de 2019 falleció en Baja California una de las últimas hablantes del idioma kiliwa, Hipólita Espinoza Higuera; con su deceso sobreviven en la región solo tres personas que hablen este idioma y una forma de homenajear a los kiliwas pero también de hacer visible el peligro de desaparición que se cierne sobre esa comunidad es la exposición “Rostros de arena: memorias yumanas”.

Como en cada familia, las fotografías ayudan a mantener viva la memoria de los afectos; para recordarla a ella y algunos ancianos, descendientes de los pobladores originarios de la región, el CECUT exhibe “Rostros de arena: memorias yumanas”, una serie de imágenes con los habitantes de estos pueblos, entre ellas, algunas fotografías de Hipólita, quien contaba con 93 años al momento de morir.

Los pueblos kiliwas, cochimis, pa ipai, cucapas y kumiais fueron los primeros pobladores de la región y sus lenguas se encuentran unidas por la raíz fonética yumana; han sido varias las exposiciones con fotografías y pinturas de estos pueblos que el Cecut ha exhibido con la intención de honrar su presencia, difundir el valor de su cultura y exponer al mundo el fundamento de sus tradiciones.

No solamente Hipólita es la protagonista de esta muestra fotográfica ubicada en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de las Californias, junto a ella posan Adelaida y Pascuala Sáez, Inocencia González, Juan García Aldama, Ricardo Sandoval, Rosenda Domínguez y Onésimo González, de la nación cucapá.

Julián y Anselmo Domínguez, Evaristo Adams, Bernardo Aldama, Gloria Castañeda, Celia Silva y Martha Montes, de ascendencia kumiai, fueron retratados junto con los demás representantes de los pueblos originarios de Baja California por las fotógrafas Alejandra Platt y Anita Williams.

Benito Peralta, Josefina Ochurte, Margarita Castro, Juan Albañez y Margarito Duarte representan a la comunidad pa ipai, mientras Cruz Ochurte, Trini Ochurte y Leandro Maytorell ofrecen testimonio de las actividades cotidianas de los kiliwa.

La época vacacional es un periodo idóneo para que las familias residentes y las que visitan Tijuana conozcan los aspectos cotidianos de los pueblos originarios, no solamente los que se muestran en “Rostros de arena: memorias yumanas”, sino en la sección del Museo de las Californias dedicada a estos pueblos.

Actualmente estas comunidades enfrentan con decisión una batalla contra el olvido y la invisibilidad, haciendo uso de estrategias que preservan sus costumbres, pero al mismo tiempo con estrategias novedosas de adaptación, en las que el CECUT es un aliado al brindarles espacios para la enseñanza de sus idiomas, la trasmisión de sus cantos y la conservación de sus rasgos culturales.

Fuente: elimparcial

Dejar un comentario