En audiencia pública virtual, Vianey Robinson Ramírez acepto cargos por el delito de feminicidio agravado de quién en vida se llamo Miriam Vargas

El feminicidio ocurrido en el municipio de Páez en el mes de junio del año 2020, comunera del resguardo indígena de Avirama, Miriam Vargas que conmovió a esta región del departamento en la noche del pasado 25 de junio de 2020, avanza por buen camino, ya que este miércoles 10 de febrero el presunto responsable de los hechos, ante las pruebas contundentes con que contaba la Fiscalía, y con la asesoría de su abogado de confianza, decidió aceptar los cargos que le imputó el organismo.
Según el material probatorio y la evidencia física recaudada por la Fiscalía con apoyo del CTI, no quedada duda alguna de la responsabilidad del implicado, pues los testimonios recaudados y los informes de la Policía judicial, dieron cuenta de la atrocidad con que actuó el homicida, pues se logró establecer que luego de asesinarla en su apartamento, le motiló algunas partes de su cuerpo, y la llevó en una camioneta de su propiedad a arrojarla al río, con el fin de desaparecer las evidencias; situación que no logró materializarse al ser encontrada en las orillas de río Páez.
Ya son cerca de siete meses del feminicidio de Miriam Vargas, quien hiciera parte del resguardo indígena de Avirama.
De conformidad con la entrevista realizada al profesional de derecho, Jerónimo Poche Mumucué, representante legal de la firma Poche y Abogados Asociados, quien actúa en nombre y representación del resguardo indígena de Avirama, las audiencias preliminares se realizaron en el tiempo y término legal, pero existía un riesgo de que el implicado quedara en libertad por vencimiento de términos, ya que la audiencia de acusación se aplazó en cuatro ocasiones, situación que los llevó a solicitar al sistema de defensoría pública la asignación de un abogado que asistiera al implicado, dejando constancia en cada una de ellas de las maniobras dilatorias que al parecer estaba utilizando el presunto homicida.
De otro lado, el profesional Jerónimo Poche dijo que para este caso, también se dio respuesta a la solicitud del proceso por el tema de competencia donde la judicatura decidió que la justicia ordinaria llevaría el caso. Todo en razón de que el cabildo tenía el temor de que los términos se pudieran vencer y el implicado pudiera quedar en libertad, «por eso el Cabildo indígena desistió de dicha solicitud de competencia dónde permitió que la justicia ordinaria avanzara», indicó el Abogado. Y este es el resultado de coordinar con las dos jurisdicciones que al principio estaban en disputa.

Este feminicidio da una pena de 500 meses pero por la aceptación de cargos en esta etapa procesal se obtiene un descuento de una 3 parte lo que según la Fiscalía corresponde a aproximadamente 83 meses, lo que quiere decir que la pena a imponer seria de 417 meses, es decir 34 años y 7 meses de prisión.
En este orden de ideas la señora juez luego de verificar las garantías procesales, que le asisten al implicado, y escuchados todos los sujetos procesales, suspendió la audiencia, fijando nueva fecha para el 8 de marzo a las 3:30 pm, en la cual se pronunciará sobre la aceptación de cargos, se realizará la audiencia del 447 y en el mismo se dará lectura al fallo condenatorio.

Finalmente, como comunicaciones Nasa Çxhaçxha nos parece muy importante decir que la violencia de género muestra que las leyes por sí solas no transforman nunca las prácticas y los comportamientos sociales. Y que el origen de estas situaciones hay que buscarlo en las representaciones sociales, heredadas y asumidas acríticamente, sobre el papel de la mujer en la sociedad y sobre cómo deben ser las relaciones entre los géneros. Entonces es esa la realidad de esta investigación por parte de comunicaciones de la Asociación de Autoridades Ancestrales Territoriales Nasa Çxhaçxha.
“No podemos volvernos indiferentes ante la violencia, la muerte, el dolor, las víctimas y la verdad”
10 de febrero
Redacción
Comunicaciones Nasa Çxhaçxha “2021”.

Ir arriba