De luto la Asociación de Medios de Comunicación Indígenas de Colombia Red AMCIC

Tan solo tenía 43 años de edad. Había nacido un 21 de mayo de 1978 en la vereda el Mesón, resguardo de Honduras, municipio de Morales al occidente del Departamento del Cauca, y pese al poco tiempo de su paso por el mundo terrenal había dejado huella entre la comunidad y las semillas plantadas en el proceso comunicativo estaban creciendo como lo había pensado.

Adelantó sus estudios primarios y secundarios en la Institución Educativa Indígena del Mesón, su tierra natal para continuar con la educación universitaria en la Escuela Superior de Administración Pública, para luego vincularse con la Emisora Indígena Nuestra Voz Estéreo de Morales, en donde se posesionó primero como locutor e integrante del colectivo de comunicaciones y posteriormente como su director, además de ser concejal del municipio de Morales en representación del movimiento indígena.

Hacía parte de la Red de la Asociación de Medios de Comunicación Indígena de Colombia Red AMCIC, con el acompañamiento de otros comunicadores venían impulsando mecanismos para el reconocimiento de sus derechos como medios de comunicación propia y por lo tanto participando activamente en el posicionamiento de sus iniciativas ante el gobierno colombiano.

En un encuentro de colectivos de comunicación indígena en los Termales de Agua Hirviendo en Kokonuko donde se hizo un recordatorio del proceso de fortalecimiento de los medios de comunicación propia a lo largo de los 50 años de existencia del Consejo Regional Indígena del Cauca, así como en el análisis de los planes para continuar en esta tarea comunicativa.

Posteriormente, se hicieron saludos en la Minga del Arte Indígena Culturas en comunicación, en la ciudad de Popayán hasta donde llegó con la delegación de la zona occidente del Departamento del Cauca.

Muy temprano fuimos sorprendidos con la noticia de su fallecimiento en un accidente de tránsito registrado en la vía que, del municipio de Morales, conduce Suárez a la altura del río Inguitó entre las veredas de Galilea y Matecaña de los municipios de Morales y Suarez respectivamente. Retornaba de la comunidad del Jordán donde había hecho presencia para el cubrimiento periodístico del acto de posesión de las autoridades tradicionales del resguardo de Honduras para el periodo 2022, sorprendiéndole la muerte cuando viajaba en un vehículo tipo camioneta que se precipitó a un abismo al parecer por el mal estado de la vía y el fuerte aguacero que a esa hora se presentaba en la región.

Quintana, viajaba en compañía de Rosa Natalia Molano, ex autoridad del resguardo de honduras junto con su hijo Darwin Grisales Molano y el conductor del automotor Hernán Tenorio que fallecieron en ese lugar, así como el ex consejero del CRIC Herney Flor Cerquera, quien fue remitido a un centro asistencia de la localidad de Suárez donde se recupera satisfactoriamente de sus heridas.

Destacado por su prodigiosa voz en la emisora indígena y en diferentes tablados populares, Liévano se marcha al otro espacio para encontrarse con su señora esposa quien le había tomado la delantera hace un año y seguir desde la eternidad acompañando a los medios de comunicación y en general a la comunidad de su territorio.

Al partir de esta tierra deja un importante legado a la juventud de Morales, pero también deja a sus hijas de 24, 15 y 8 años de edad sumidas en el dolor por su pronta partida.

Para José Liévano, a esta hora este ocupando el lugar que le corresponde a quienes cumplieron un excelente labora sobre la tierra, a las hijas, su familia, para sus compañeros de la emisora Nuestra Voz Stéreo y a la comunidad indígena de Honduras, un abrazo solidario y los espíritus mayores y la madre naturaleza les den la fuerza necesaria para soportar este difícil momento.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Ftelardelapalabra%2Fvideos%2F249725533960729%2F&show_text=true&width=560&t=0

Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC

Asociación de medios de comunicación indígena de Colombia AMCIC

Ir arriba