Comunicado frente a los señalamientos frente a las desarmonías internas que se vienen presentando en la María Piendamó

El Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC, se permite informar a la opinión pública nacional e internacional, organizaciones defensoras de los derechos humanos y organizaciones indígenas del orden nacional, a los diferentes movimientos sociales y populares, que rechazamos y repudiamos de manera categórica los señalamientos irresponsables que se están realizando en redes sociales y medios de comunicación frente a las desarmonías internas que se vienen presentando en el Resguardo Indígena la María Piendamó. Dichos comentarios generan polémica y alimenta el odio y el conflicto dentro de estas comunidades y no contribuye a una solución pacífica y dialogada.


Cabe recordar que esta comunidad del Pueblo Misak lleva caminando 34 años en nuestros procesos reivindicativos como pueblos indígenas, muchos de los Tatas y Mamas que hacen parte del pueblo Misak ayudaron a crear y orientar nuestra organización del Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC. Sin embargo, en el camino por situaciones filosóficas y políticas tomaron rumbos diferentes, aun así, los demás pueblos y la organización hemos sido respetuosos de las dinámicas de cada comunidad, no dejando de lado la responsabilidad y el deber como organización de orientar y ayudar a solucionar los inconvenientes que se presentan bajo la vía del diálogo.

Además, rememoramos las grandes luchas que como pueblos indígenas del Cauca hemos ganado como la recuperación de una parte del territorio, los derechos como pueblos que históricamente siguen siendo desconocidos por el Gobierno Nacional. Y aunque ha sido un tiempo oscuro y violento, hemos sobrevivido como hermanos indígenas porque sabemos que el camino para nuestros pueblos seguirá siendo desde la orientación y pensamientos que dejaron nuestros mayores que hoy debemos recordar como Trino Morales, Javier Calambas, Manuel Quintín Lame, Álvaro Ulcué Chocue, Benjamín Dindicue, Manuel Transito Sánchez, Juan Cometa, Guillermo Tenorio, Juan Gregorio Palechor, Anatolio Quirá, Jesús Avirama, Genaro Sánchez entre otros que soñaron un mejor futuro para nuestras generaciones.

Es compleja esta situación que se presenta entre el pueblo Misak en la María Piendamó, pues hay una necesidad concreta entre ambas comunidades y ambos tienen derecho al territorio. Sin embargo, la forma como pretenden darle fin al conflicto ha causado agresiones entre ambas partes. Agresiones que esperamos que NO continúen, y que se busque una salida a través del diálogo, para que NO nos dejemos utilizar por el Gobierno Nacional, porque mientras ellos desde arriba se ríen de ver cómo el pueblo se agrede y se destruye entre sí, ellos están aprovechándose de todo esto y con seguridad seguirán atizando este conflicto.

Ante esta situación, como organización CRIC hacemos el llamado al diálogo, pese a todas las contradicciones que unos pocos quieren agazapar, y manifestamos que nos duele profundamente lo que está pasando entre el pueblo Misak y lo único que esperamos es que se dialogue para llegar a acuerdos que garantice los derechos de ambas comunidades y que la humildad, la sabiduría y la generosidad que hemos heredado de mayores y mayoras sea la que mande y haga presencia en estos espacios de diálogo tan necesarios para llegar a acuerdos comunes por la vida.

Finalmente, llamamos de manera urgente a la Defensoría del Pueblo, Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República, Comisión de Paz del Senado, ONU Derechos Humanos, Mapp OEA y demás organizaciones defensoras de derechos humanos a mediar y buscar los espacios de diálogo, que les garanticen a estas comunidades el cuidado y defensa de la vida ante estos hechos de desarmonías que se están generando entre las comunidades del pueblo Misak de la María Piendamó.

Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC

21 de agosto de 2019