La movilización política avanza la ruta trazada hasta la ciudad de Bogotá.

BOLETÍN # 11

En este sexto día de minga del suroccidente colombiano, por la dignidad social y comunitaria, la defensa de la vida, el territorio, la democracia y la paz. Los mingueros y mingueras se despidieron del departamento del Quindío, y emprendieron rumbo desde las 9:00 am, hacia el departamento del Tolima, específicamente a la ciudad de Ibagué.

La movilización continúa en pie de lucha y resistencia hacia su objetivo principal que es lograr el debate político con el presidente de la República en la capital del país, a donde se tiene previsto llegar el próximo lunes 19 de octubre de la mano de los espíritus mayores y The wala, quienes son los que guían este camino de palabra.

El himno de la guardia que acompaña permanentemente la caravana, llena de fuerza y alegría, este largo caminar.

Seis días han trascurrido  desde la instalación de la minga del suroccidente colombiano, que empezó en el corregimiento del Pital-Monterilla, municipio de Caldono, Cauca. Pará posteriormente llegar a la ciudad de Cali, capital del Valle del Cauca, lugar a donde fue convocado el mandatario nacional para un debate político.

Debido a la inasistencia del presidente quien dejó una vez más la silla vacía y en consenso con las autoridades indígenas, se tomó la desición de ir a la ciudad de Bogotá, en la ruta establecida, Armenia, Ibagué, Fusagazugá, Soacha y finalmente la capital colombiana.

Después de un acto político en la Plaza de Bolívar de la ciudad de Armenia departamento del Quindío, los mingueros y mingueras que se concentraron en el municipio de Calarcá, cogieron rumbo hacia el departamento del Tolima. Durante el recorrido sobre la vía conocida como la Línea, Feliciano Valencia, senador indígena de la República de Colombia, en entrevista para comunucaciones Nasa Cxhacxha, habló acerca de la gran acogida que ha tenido esta gran movilización, ‘por la dignidad social y comunitaria, por la defensa de la vida, el territorio, la democracia y la paz.’

Manifestó además que «la minga transcurre de manera normal, no ha habido dificultades, se ha vinculado más gente a la minga, y va creciendo» sin embargo el representante al senado de los indígenas, expuso la preocupación que hay desde el movimiento ante algunos medios de comunicación y partidos políticos como el democrático, que mal intensionadamente intentan desprestigiar la minga con acusaciones de posibles infiltraciones por parte de grupos armados con el Eln «hemos sufrido los rigores de los ataques virulientos de odio, cargados de injusticia y de acusaciones, pero ahí vamos convencidos de que esto no está financiado, ni por el narcotrafico, ni por la guerrilla; aquí no hay disidentes, como han salido a decir. No vamos a permitir que esos comentarios cargados de odio nos distraigan de lo que es el camino de la minga»

Por: Comunicaciones Nasa CxhaCxha

Ir arriba